Conoce al Beagle

“Juguetón pero muy travieso” es la mejor forma de describir a los Beagle, perros que en sus inicios fueron criados para la cacería, hoy gozan un puesto en las familias por sus cualidades afectivas y cariñosas, a continuación, te contaremos todo lo relacionado con nuestro travieso amigo.

Origen del Beagle

Los orígenes de esta raza son un poco confusos, se cuenta que la primera vez que se menciona esta raza es en el tratado de la guerra del filósofo, historiador y militar griego Jenofonte.

Quizás la fecha de donde se tiene más datos sobre esta raza es el siglo XV, donde se contaba de una raza descendiente de los sabuesos denominada “Begle de bolsillo” (nombre que significa boca grande en francés, debido al tamaño de su mandíbula y su tendencia a ladrar), esto se debía a que por su tamaño compacto (de unos 25cm) cabían perfectamente en los bolsillos de una chaqueta para luego ser soltados al inicio de la caza.

Fue tan popular esta raza que inclusa la reina Isabel I y el rey Enrique VIII contaron con ejemplares. Se menciona igualmente, que la reina Isabel I contaba con una gran jauría de estos perros miniatura y que en los banquetes dejaba que jugaran en la mesa. Se sabe que hasta el siglo XIX existían varias razas de Beagle por lo que la raza aún no se fijaba como una raza propia.

Cuando llegaron al continente americano en 1840, se exportaron como perros de caza, pero fue ya en 1870 que se empezaron a considerar como animales domésticos. Actualmente, los Beagle existentes vienen de la decendencia del Foxhound, el Harriet y una versión conocida como “Kerry Beagle” y por su comportamiento y aspecto cariñoso se ganaron su puesto como animales domésticos.

Características físicas del Beagle

Por su tamaño y contextura, los Beagle están catalogados como perros medianos y clasificados en el grupo de sabuesos y perros de rastreo. Miden entre 33 y 40 cm a la cruz y con un peso entre los 10 y los 20 kg, por lo que son perros bastantes compactos, pero, por sus orígenes de cazadores, son perros musculosos.

Su cabeza es ligeramente abombada con una mandíbula cuadrada y ancha. Una de sus características más destacables son sus orejas largas y colgantes. Su pecho es profundo y su espalda recta lo que le permitía perseguir a las libres.

Su pelaje es corto y liso lo que hace que su mantenimiento sea bajo, entre los colores aceptados para la raza se encuentra en tricolor o bicolor, predominando el color blanco, café y negro.

Carácter y educación de Beagle

El Beagle es una raza de perros muy amigable, les gusta la compañía y sentirse querido, por lo que es bueno integrarlo a las actividades familiares, pero también es curioso, travieso y explorador, debido a sus orígenes de sabueso.

Se debe tener cuidado al momento de sacarlo, siempre debe estar con correo y bajo supervisión para evitar que se pierda. Si se le educa desde cachorros, puede convivir con gatos y perros, pero si se trata de aves y roedores se debe tener una supervisión más elevada para evitar problemas.

Son perros ladradores, por lo que requieren adiestramiento desde cachorros para controlar esta conducta, también requieren de adiestramiento, para corregir problemas de socialización y educación. No esperes que el Beagle sea un perro guardián, por su naturaleza afectiva, el Beagle ladrará al intruso, pero no hará nada más salvo mover su cola y buscarle juego.

Los Beagle requieren de mucha atención afectiva y de actividades físicas, de no darse estas necesidades, pueden tornarse perros destructivos, por lo que no es recomendable para familias sedentarias o que no pasan mucho tiempo en casa.

Salud y cuidados del Beagle

Por su pelaje corto y liso, el Beagle no requiere de cuidados demandantes para lucir un pelaje sano, basta con darle un cepillado una vez a la semana y un baño al mes, para que este presentable.

Los Beagle son una raza de perros con un metabolismo acelerado, por lo que deberás alimentarlos con frecuencia, pero en pocas cantidades, ya que pueden desarrollar obesidad y más aún cuando llegan a la etapa adulta. Como ya te mencionamos, deben realizar actividad para quemar su energía y que no se tornen destructivos, resultando beneficioso también para controlar su peso.

Debes tener cuidado con sus orejas, ya que, por su forma, son propensos a acumular humedad y suciedad, lo que deriva en problemas de audición y aparición de ácaros, para prevenir esto, se recomienda limpiar sus orejas una vez a la semana con una gasa estéril.

Son perros que gozan de una excelente salud con una esperanza de vida entre los 12 y los 15 años, como con cualquier raza, se debe realizar un plan de vacunación y desparasitación y llevarlo a revisión cada 6 a 12 meses, si tu Beagle esta entrenado para ser un perro de competición debes llevar cada 3 meses.

Se debe tener cuidado ya que tiene probabilidad de sufrir displasia de cadera, epilepsia, meningitis y problemas de visión, pero se pueden prevenir si se los lleva a controles médicos, así podrás disfrutar de su compañía por mucho tiempo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *