portada-conoce-al-persa

Conoce al Persa

“El gato aristocrático” es una forma de describir al Persa, un gato elegante que gracias a su largo y suave pelaje y gran amor por la compañía, se ganó el corazón de todo el mundo. A continuación, te contaremos todo lo relacionado con nuestro amigo aristocrático.

Origen del Persa

El Persa es una raza bastante antigua, y por lo cual comparte la misma situación de estas razas: Su origen es confuso e incierto.

Se considera que el origen de esta raza proviene de los gatos de pelo largo de Asia; estos gatos fueron introducido primero en Italia por Pietro della Valle en 1620, cuando trajo consigo un “gato de las arenas” proveniente del antigua Persia (hoy conocido como Irán), para introducirlo en su programa de crianza.

Por su parte, Nicholas Claude Fabri de Peiresc, introdujo a Francia los gatos angora turcos de pelo largo de Turquía, siendo otra variante de gatos de pelo largo diferente a los especímenes que provenían de Persia.

Como tal la raza de gatos Persa se empezó a desarrollar en Inglaterra a finales de 1800, cuando llegaron ejemplares de Italia y de Francia, logrando así una especia de gato de pelo largo y suave, lo que llamó la atención del público cuando fue exhibido en diferentes exposiciones de razas de gatos. Su popularidad creció, cuando la reina Victoria adopto ejemplares de esta raza.

Durante el siglo XX esta raza se consolidó y se le atribuyo el nombre de “Persa” es también por esta época que se consolido las características físicas propias de la raza y se empezaron a perfeccionar dichas características         para tener hoy el estándar de gato Persa que conocemos actualmente.

Características físicas del Persa

Los Persas son gatos de tamaño medio a grande, poseen un cuerpo compacto pero musculoso, sostenido por unas patas cortas pero igual de robustas. Los machos son mas grandes que las hembras: el macho puede llegar a pesar entre 5 y 7 kg mientras que la hembra entre 3 y 5 kg.

Entre sus atributos más destacados se encuentran:

Un pelaje largo y suave, una de las características más llamativa de estos gatos; posee un manto inferior mas denso, lo que logra que este gato se vea más robusto y grande de lo que realmente es. La cola es larga y de pelaje largo lo que hace que se mueva de forma particular cuando camina.

La raza persa presenta grandes variaciones de colores, puede haber gatos de un solo color, de dos colores o hasta patrones. Entre los colores que más destacan se encuentran: Blanco, rojo, crema, negro, azul. A partir de estos colores, se crean las combinaciones bicolores y las tabby.

La cabeza es otro de los rasgos que destacan a los Persas. La cabeza es ancha y redonda, con nariz bastante chata que la da un aspecto plano a la cabeza, sus ojos son grandes redondos y separados, muchos criadores cuidad que el puente de la nariz termine entre los ojos ya que es una característica que agrega valor al gato. Cuando se ve al gato Persa de costado la cara es prácticamente plana con una pequeña protuberancia que es la nariz.

gato-persa
gato de raza persa de color blanco acostado dentro de una olla de peltre decorada

Carácter y educación del Persa

En general es una raza muy tranquila, gusta de estar acostado y de contemplar lo que sucede a su alrededor, pero puede tener pequeños estallidos de energía que lo harán correr de lado a lado.

El Persa adora la compañía, siempre buscara caricias y mimos, también querrán estar donde tú te encuentres haciéndote compaña, incluso querrán dormir contigo. Si eres una persona que pasa mucho tiempo fuera de casa y no tienes tiempo para compartir con el Persa, no es la raza adecuada para ti.

Es un gato muy tranquilo, y se acostumbra a la presencia de otras personas y animales, también es un gato que tolera muy bien los cambios por lo que no tendrás problemas cuando necesites hacerlo.

Como todo gato debes enseñarle a usar la caja de arena y asignarle un lugar para comer y beber. Como tiene un pelaje largo que requiere mantenimiento, debes acostumbrar al Persa a los cepillados regulares, para que no le moleste y sea mucho más fácil realizar esta labor.

Salud y cuidado del Persa

Como el Persa es una raza muy tranquila, no soy propensos a realizar ejercicio por su cuenta, lo cual puede conducir a problemas de obesidad. Debes estimularlo a hacer algo de ejercicio mediante juegos y el uso de juguetes para mantener una buena actividad física.

También tienes que cuidar su alimentación para evitar la obesidad. Por su estructura morfológica, al persa se le dificulta comer ciertos alimentos, ya que principalmente utiliza la lengua para tomarlos, es por esto que será indispensable utilizar el alimento húmedo. También puedes darle pequeñas cantidades de alimentos seco, ya que esta le ayuda a mantener una salud bucal correcta, ayudándolo a liminar el sarro.

Al tener un pelaje largo, requiere de cepillados constantes, por lo menos 3 veces a la semana, para eliminar el pelo muerto y disminuir los riesgos de nudos, si se llegaran a formar nudos, se requiere ir a un especialista para que los eliminen.

Debes bañarlos por lo menos 1 veces cada 2 meses, pero debes ser constante con la higiene de sus ojos, para evitar infecciones. Con pasarle un paño o una gasa con agua caliente alrededor de los ojos y la nariz bastará para eliminar la suciedad presente.

Es una raza bastante saludable, pero debido a su desarrollo como raza son propensos a sufrir enfermedad renal poliquística y atrofia progresiva de la retina. Estas enfermedades son de carácter hereditario, será el criador quien realiza los exámenes necesarios para detectar estas animalias y así evitar que crie.

Es muy importante que los dueños de esta raza realicen visitas regulares al veterinario para controlar el estado de salud del gato y detectar de forma temprana los problemas de salud que pueda tener el gato para tratarlo a tiempo; si eres un dueño responsable un Persa te puede acompañar hasta 11 años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *