Dieta BARF para perros y gatos

Como todo ser vivo, nuestras mascotas requieren de una alimentación adecuada para vivir y evitar enfermedades, en la actualidad, muchas personas están en contra de alimentar a sus mascotas con alimentos procesados, comúnmente llamados cuidos, ya que, por sus altos contenido en carbohidratos, harinas y químicos, estos pueden debilitar y enfermar a nuestras mascotas, y prefieren optar por una dieta más natural.

Una de las dietas naturales que han tomado fuerza en los últimos años es la dieta BARF, a continuación, te explicaremos todo lo necesario sobre esta dieta.

¿Qué es la dieta BARF?

BARF es el acrónimo para “Biological Apropiate Raw Food”, traducido al español seria “Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada” (ACBA), esta dieta lo que busca es alimentar a nuestras mascotas con los alimentos que normalmente comen sus parientes salvajes (carne, huesos, viseras y verduras).

Esta dieta tiene sus orígenes en el libro de 1993 “Give your dog a bone”, del veterinario Ian Billinghurst, donde explica la relación que tiene las enfermedades de los perros domésticos con los alimentos procesados, y como una alimentación similar a la de un lobo, es más beneficiosa para un perro.

A partir de esto, muchos veterinarios han estudiado la alimentación de canidos y felinos salvajes, y sus similitudes con los gatos y perros domésticos, y se ha llegado a la conclusión de que, si bien, los gatos y los perros cambiaron su apariencia, sus sistemas digestivos siguen siendo los mismos, por lo que están más adaptados para ingerir carne y alimentos crudos.

Tal vez te interese: Cómo hacer para que los perros y gatos convivan

¿Qué alimentos se deben incluir en una dieta BARF?

Como sus parientes salvajes, los perros y gatos requieren de carne, huesos, viseras y verduras, todos estos alimentos deben estar crudos.

  1. El principal componente de una dieta BARF, puede ser casi cualquier tipo de carne, ya que nuestros amigos están preparados para digerirlos, pero se recomienda evitar la carne de cerdo, ya que puede aumentar la posibilidad de infectarse con pseudorrabia; la carne de poseer un porcentaje de grasas, entre el 15 y el 25% de la carne.
  2. Huesos crudos. Fuente principales de minerales, según el tamaño de la mascota se requiere de huesos más grandes o más pequeños; para gatos y perros pequeños lo huesos como el cuello de pollo son ideales, para los perros grandes se recomiendan faldas de ternera. Los huesos, además, estimulan la mandíbula de nuestras mascotas y previene problemas dentales y de encías; si tienes el miedo de que tu compañero se pueda lastimar con el hueso, nunca lo cocines, ya que esto seca el hueso y lo vuelve más propenso a astillarse.
  1. Puede ser corazón, hígado, pulmón entre otros. Los gatos tienen una necesidad especial y es que necesitan taurina (un aminoácido que ayuda en el funcionamiento normal del musculo cardiaco), si bien los gatos pueden producirla, no lo hacen en las cantidades necesarias, por lo que en su dieta es bueno incluir corazón, fuente de taurina por excelencia, o suplementos de taurina especiales para gatos.
  2. En menor porcentaje, estos alimentos aportan la fibra necesaria para una buena digestión. Hay que tener en cuenta que verduras pueden ser toxicas para nuestras mascotas, las mas recomendables son el apio, la calabaza, la zanahoria entre otras. Para ayudar a tu mascota a comer estos alimentos, rayarlos o hacer un puré que luego mezclaras con los demás alimentos anteriormente mencionados.
  1. Para una dieta BARF completa, pueden agregar yemas de huevo, aceites ricos en omega 3, y algas, con esto complementaras algunas vitaminas que necesitan nuestras mascotas.

Recomendaciones

Es importante consultar con un experto, ya que ellos te pueden guiar en las cantidades y frecuencia de alimentación según tu mascota, para prevenir riesgos, cerciórate de comprar los alimentos en establecimientos que cumplan con los estándares de higiene establecidos por la ley, por último, congela el alimento una vez preparado por un mínimo de 3 días, para matar las bacterias y descongela la porción un día antes de dársela a tu mascota.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *